¿Qué te parece esta tarde sumergirte en una intrigante novela de misterio de las de antes? Una mantita, tu bebida preferida y eso sí, acompañados de un buen libro. Con una historia apasionante que te mantenga en vilo hasta el final. ¿Te atreves?